ÁREA PRIVADA correo web
b a c v r j d x
Boletín Zaphiro
Rellena tus datos y suscríbete a nuestro boletín

Provincia: Acepto las condiciones legales y política de privacidad
Acepto recibir el boletín periodicamente

NOTICIASvolver

Cuidar la estética del vehículo incrementa la seguridad

01/10/2018

Más de 4,1 millones de vehículos fueron rechazados en las ITV durante 2017 por defectos graves que les inhabilitaban para circular y, entre los daños más detectados, se encuentran los que afectan a la carrocería exterior y, por ende, a la estética del vehículo.

Según el último informe de AECA-ITV, el 20% de los vehículos que intentaron pasar la Inspección Técnica de Vehículos en 2017 fueron rechazados en la primera revisión, un 1,5% más que en 2016.

CARROCERÍA: Aunque a simple vista un hundimiento en la chapa puede no revestir gravedad, podría ser el origen de problemas de seguridad más serios, además de influir en la aerodinámica del coche y en el consumo. Entre las averías más frecuentes en la carrocería destacan la presencia de óxidos y perforaciones, pero las inspecciones técnicas de vehículos suelen reportar también daños más graves y peligrosos como la presencia de aristas cortantes, la inexistencia o el deterioro de los anclajes, defectos en la fijación del paragolpes o, incluso, entradas de humos al habitáculo interior del vehículo.

LUNAS: Son elementos esenciales en la seguridad, ya que aportan el 30% de la resistencia estructural del vehículo, de forma que cualquier desperfecto, por pequeño que sea, aumenta la inseguridad y los riesgos en caso de accidente. Por eso, es importante sustituir la luna al primer signo de grietas, y por supuesto siempre que haya una marca que afecte a la visibilidad del conductor.

LIMPIAPARABRISAS: Muchos conductores los consideran elementos de segunda categoría y son muchas las ocasiones en las que los inspectores técnicos reportan escobillas muy desgastadas o ausencia de ellas e, incluso, limpiaparabrisas inexistentes o inútiles. Hay que tener presente que ante condiciones meteorológicas adversas o ante un imprevisto con alguna sustancia, unos limpiaparabrisas defectuosos pueden provocar un accidente, por eso adquieren especial relevancia como un factor determinante para la seguridad del vehículo en su conjunto.

LUCES: Las luces son una parte importante del vehículo y han de tener un funcionamiento óptimo, sobre todo entre la puesta y la salida del sol, en condiciones meteorológicas adversas y en tramos donde la luz no es buena. De hecho, en esas condiciones, si el alumbrado no es el correcto, un conductor podría impactar con un obstáculo en cuestión de segundos por cuestiones de mala visibilidad. Además del funcionamiento de las luces cortas, hay que prestar especial atención a las largas, a las luces de cruce, a las de lluvia y a las antiniebla. Las luces de freno, las de la marcha atrás y los intermitentes cobran especial importancia sobre todo para indicar al resto de conductores las maniobras de conducción. Por supuesto, todas las luces han de estar homologadas.

ESPEJOS: Tan importante es ser visto por el resto de conductores y ver hacia dónde vamos como ver lo que viene por detrás y/o por los laterales. Por este motivo, los espejos retrovisores son elementos decisivos en la seguridad vial. Las inspecciones técnicas reportan numerosos casos de espejos dañados, descolgados, descuidados y, en muchos casos, inexistentes. El espejo izquierdo es completamente determinante en la conducción y el derecho contribuye a un manejo del vehículo mucho más seguro.

LIMPIEZA: Además de todos los elementos que conforman el vehículo, el conjunto del mismo debe mantenerse limpio. Además de higiene y estética, la limpieza está relacionada con la seguridad. Lavar el automóvil periódicamente incide en el mantenimiento del mismo, en la visibilidad y en la comodidad a la hora de ponerse al volante.

Photo by Marius Muresan on Unsplash.